Las burbujas de Chandon desafiaron al frío.

Cada vez más el consumidor va descubriendo que nada tiene que ver la época del año para disfrutar de un buen espumante. Lo mismo pasa a la hora de la comida donde tambíen se da cuenta que se lo puede incluir más allá del brindis final. Y un poco de eso fue lo que se llevaron los amigos del club vea vinos de Bodegas Chandon. Una interesante visita que incluyó el reciente sector de prensado, una degustación en la cava a la luz de las velas y un cierre soleado para almorzar en las terrazas de la bodega mirando la montaña y conversando con Ana Paula Bartolucci, enóloga de Chandon y que gentilmente se acercó hasta Agrelo para que los socios conversaran en primera persona con una de las responsables enológicas de la marca referente de Argentina.

Gracias Bodegas Chandon por recibirnos!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *